Carlos Luis Rowsell

Nació el 7 de abril de 1830 en Stock Newington, Midlessex, Inglaterra. Sus padres fueron Charles John Rowsell y Sara Lewis.

Don Carlos Luis Rowsell fue uno de los primeros en firmar los registros de la Primera Compañía “Bomba Americana” de la antigua Asociación contra Incendios de Valparaíso, al fundarse esta el 30 de Junio de 1851.

En 1858, tenía en Valparaíso un local en la Plaza de la Aduana con un surtido general de mercería, por mayor y menor (según Guía de Comerciantes para el 1858).

En 1864 se vinculó al establecimiento fotográfico de Helsby y Cía., en su local de Cruz de Reyes, en donde se propuso hacer una colección de cincuenta vistas fotográficas del Ferrocarril Valparaíso- Santiago, que estaba a punto de ser terminado. Además, dentro de su trabajo se encuentran fotos de paisajes de excelente calidad, firmadas y fechadas.

En 1866 compró a Juan Helsby todo el instrumental de su establecimiento fotográfico en Valparaíso (Archivo Nacional, Notarial de Valparaíso, Máximo Navarrete), formando sociedad con los fotógrafos peruanos Courret Hermanos, en agosto de 1868, para iniciar en Valparaíso, por tres años, un negocio de retratos fotográficos en el local de Cruz de Reyes que arrendaban a William Helsby, a la sazón residente en Liverpool y representado en el puerto po Enrique Watson.

En julio de 1869 se incorporó a la sociedad de Carlos Rowsell y Courret Hermanos al artista pinto Emilio Ulm. Este mismo año, el estudio gana la medalla de oro en la Exposición Industrial de Lima por sus trabajos fotográficos.

En 1871 la sociedad entre Rowsell y Courret Hnos. deja de existir.

En 1872 el establecimiento de Rowsell exhibió vistas y retratos en la Exposición Nacional realizada en el Mercado Central de Santiago, logrando una buena crítica y una Medalla de Plata. Este mismo año acompañó a su amigo Benjamín Vicuña Mackenna a la isla Juan Fernández, donde realizó numerosas fotografías. Poco después de esto vendió su establecimiento fotográfico de Valparaíso y se dedicó al comercio.

Poco antes del año 1888 el señor Rowsell se radica en Concepción llevando a esa región algunas representaciones, entre las cuales destaca de la Casa Merrywearther & Sons, fabricantes ingleses de bombas a vapor. Precisamente encarga la primera bomba a vapor para el naciente Cuerpo de Bomberos de Concepción.

Fruto de todas las ideas de este antiguo bombero porteño de entonces, el cálido día 5 de Abril de 1888 se reunió un grupo de 28 jóvenes de la colonial ciudad penquista, con el objetivo visionario de fundar la Cuarta Compañía de Bomberos, para complementar el servicio de las otras tres existentes.

De inmediato se pensó en la fundación del Cuerpo de Bomberos de Concepción, cuyo Directorio General daría la estabilidad necesaria a la labor Bomberil penquista y debería preocuparse de obtener del Gobierno el reconocimiento Oficial y su Personalidad Jurídica. Por su gran experiencia bomberil Carlos L. Rowsell se incorpora de inmediato a las actividades bomberiles de la ciudad, contribuyendo a unificar a las Compañías existentes y gestionando la creación del Cuerpo de Bomberos de Concepción, siendo nombrado su primer Superintendente, realizando de inmediato los trámites para encargar a Inglaterra su primera bomba a vapor. En la oportunidad se nombró también Comandante a don Oscar Spoerer, de la 1ª Cía.


En la Sesión de Constitución del primer Directorio General el señor Carlos L. Rowsell hizo uso de la palabra y en su intervención dijo: “Estimo este honor como señal de fraternidad para con el Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, en el que he pasado mi niñez de aprendizaje. Que nuestros esfuerzos protegidos por el Supremo Gobierno y la autoridad local, y la cooperación de los vecinos, darán en muy poco tiempo el resultado de poner a esta Institución en aptitud de prestar los eficaces servicios requeridos por la creciente importancia de esta ciudad y su comercio. Contamos ya con cuatro Compañías, pero la Primera y la Segunda necesitan aumento y mejoramiento de su material, la Tercera hasta ahora carece de casi todo lo necesario para desempeñar con éxito sus importantes tareas, y la Cuarta está desnuda todavía; no tiene material ni cuartel. En cuanto a la organización y disciplina de estas Compañías, corresponden a la Comandancia. Mis conocimientos en esta materia quedan a disposición, si en algo pueden servir. Muchas Gracias”.

Luego de una fructífera labor como Superintendente del Cuerpo de Bomberos de Concepción desde 1888 a 1891 y con su salud delicada se retiró a un merecido descanso en la ciudad de Traiguén. El nuevo siglo lo lleva de regreso a su tierra natal y vuelve a Valparaíso a buscar el abrigo de las tiendas de invierno del alma mater de la institución voluntaria del país. En ellas lo encuentra el 30 de Junio de 1901, en que la Institución cumple sus 50 años de existencia. El Directorio del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso acuerda entregar a don Carlos L. Rowsell un Broche de oro correspondiente al noveno premio por 50 años de meritorios servicios a la Institución.

Luego de permanecer por casi un año en Valparaíso, don Carlos L. Rowsell se traslada nuevamente a mediados de 1902 a la ciudad de Traiguén, junto a su familia, y ahí alejado de la actividad comercial y en la tranquilidad de su hogar lo sorprende la muerte rodeado del cariño de su familia el 30 de julio de 1904.

Cuarta Compañía de Bomberos de Concepción

Bomba "Carlos L. Rowsell"

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

© 2016 por Cuarta Compañía de Bomberos de Concepción. 

DIRECCIÓN

Av. Los Carrera 2138, Concepcion. 

cuarta.web@gmail.com

Tel: 41-2327442