Cuarteles

En las últimas horas de una tarde de Marzo de 1888, las campanas de la ciudad tocaban a vuelo, los vecinos abandonaban sus casas con el natural propósito de imponerse de lo que en esos momentos ocurría y luego fue fácil observar como el pueblo se dirigía presuroso, desde los diversos sectores de la ciudad, a la entonces calle del Comercio, (hoy Barros Arana), esquina de Angol.

Un incendio había estallado en ese punto, adquiriendo enormes proporciones, amenazaba destruir el edificio ocupado por los Grandes Almacenes de don José Garretón.  Ante la magnitud de aquel siniestro, numerosas fueron las personas que impulsadas por sus elevados sentimientos, se adelantaron a secundar la obra de salvamento iniciada con arrojo y decisión por los bomberos, los que, en aquella época contaban con escasos y deficientes elementos para combatir el fuego.

El trabajo fue largo y pesado y, no obstante, la abnegada labor desarrollada, las llamas realizó su obra destructora.

Como es fácil de suponer el incendio produjo en la ciudad profunda sensación, lo que movió a un grupo de jóvenes a reunirse con el objeto de darle forma a una nueva Compañía de Bomberos: la idea prosperó y esta se convertía en realidad el 5 de Abril de 1888.-

 

Entraban a formar parte de esta nueva Compañía vecinos destacados, y entusiastas jóvenes, quienes, fieles al compromiso contraído, encuadraban su acción, dentro de una férrea disciplina, aportando el contingente valioso de sus esfuerzos al mejor éxito de la noble obra que les correspondía desarrollar.

 

Según algunos antecedentes el hogar que servía de Cuartel en el año 1889, eran dos piezas ubicadas en calle Aníbal Pinto N°21 frente al solar de las monjas Trinitarias, contigua a la casa de la familia Infante Sanders. Allí se realizaban las reuniones y se guardaban los primeros documentos, enseres y otros. En consecuencia estas primeras piezas han pasado a ser el Primer Cuartel de la Cuarta Compañía.

Tendrían que transcurrir cuatro años de incansable trabajo organizativo, para encontrar lo que dice la historia: Han pasado cinco años y… El relato histórico continúa y dice: “El nuevo año 1893, encuentra a la compañía en procura de un Cuartel, la compra de una Bomba y otros proyectos a realizar.”

 

Desde las piezas ubicadas en la calle Aníbal Pinto N°21, casi esquina Cochrane, que fue el Primer Cuartel de la Cuarta Compañía (según referencias de don Fernando López de Heredia, hijo) se trasladó a su nuevo local. Cuartel que estaría ubicado en calle Comercio, (hoy Barros Arana), esquina de Tucapel. La oficialidad se dedicó a adaptar esta casa hasta dejarla más o menos con las características de un Cuartel de Bomberos. Y pasa a ser en consecuencia. El que albergará a nuestros antepasados algunos años más… Pasaron cuatro años y el tiempo sorprende a la Compañía en plenos preparativos para celebrar su 9° Aniversario de Fundación, y siempre teniendo en sus pensamientos el de tener un Cuartel con más comodidades, ve cristalizarse sus anhelos, cuando el relato señala a la letra:

“Bajo los auspicios del Director Señor Luis Urrutia Rozas, se inicia el año 1897. El 9° Aniversario se celebra con austeridad, con los actos de rigor como de costumbre. Los cuartinos ven realizarse una esperanza más, su cuartel más cómodo y adaptable a sus comodidades.-

 

El Directorio General da los pasos ante la Ilustre Municipalidad, para que se le facilite el sitio y casa ubicado en calle O’Higgins esquina Orompello, donde existía antes una especie de Mercado Municipal.- La petición cristalizó y previos arreglos se ubicó allí a la 3° Compañía por calle Orompello y por O’Higgins a la  4° y 2° Compañías.- El predio era facilitado sin costo alguno para los bomberos. En el año 1933 éste pasó a perpetuidad al Cuerpo de Bomberos de Concepción, por una Ley de la República. Esta nueva casa más independiente, fue el Tercer Cuartel de la 4° Compañía.

 

 

En esta nueva ubicación se encuentra la 4° Compañía y sus vecinas, el año 1939, año en que el 29 de Enero la ciudad es sacudida cerca de la media noche por un gran terremoto, que causa miles de muertos y mucha destrucción. Así, este cuartel, también se vio afectado hasta desaparecer como tal el año 1947, y la casa que guardaba una gran historia, pasó a ser el Cuarto Cuartel de la 4° Compañía.

El nuevo edificio construido en un programa de reconstrucción auspiciado por la Corfo, y el aval del Gobierno, se concretó a fines del año 1948. Era un Cuartel con todas las comodidades requeridas para esos años. Una sala de máquinas para dos carros, una guardia nocturna con baño, para seis guardias, una sala de comedor dotada de cocina y baño , un salón de honor, para cien personas, una sala de Capitanía, en el entrepiso tras la Sala de Máquinas, un departamento para el Chofer cuartelero con su familia y un pequeño patio de formación.

 

Este Cuartel, en la ubicación de O’Higgins esquina Orompello, es el Cuartel N°5 en el que vivimos por más de 50 años, es decir hasta el 23 de Octubre de 2002, para trasladarnos a este majestuoso edificio de Avenida Los Carreras N°2144. Cuartel que añora a los antiguos bomberos. Aquellos que entregaban el alma por estar cada día mejor y lo lograron como hemos visto.

Cuarta Compañía de Bomberos de Concepción

Bomba "Carlos L. Rowsell"

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

© 2016 por Cuarta Compañía de Bomberos de Concepción. 

DIRECCIÓN

Av. Los Carrera 2138, Concepcion. 

cuarta.web@gmail.com

Tel: 41-2327442